SALUD Y MEDICINA


Pacientes gallegos, los primeros en probar las chuches-medicamentos impresos en 3D

13/09/2019

CATEGORíA: Laboratorio científico MARCA: Fabrx


Este paso pionero acerca la impresión 3D de productos farmacéuticos a las clínicas con la intención de conducir la farmacología hacia un enfoque personalizado para el paciente.


FabRx, una compañía farmacéutica que se encuentra a la vanguardia de la impresión 3D de productos farmacéuticos, ha completado con éxito el primer estudio clínico en humanos del mundo utilizando su tecnología patentada PrintletsTM.

 

El estudio fue el resultado de una colaboración con investigadores del University College London (UCL), la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. Informa la primera integración de un sistema de impresión 3D automatizado para la preparación de dosis personalizadas de la terapia en un entorno hospitalario. Los resultados del estudio clínico se publicaron en International Journal of Pharmaceutics a principios de agosto.

 

La preparación de dosis personalizadas de isoleucina para niños diagnosticados con la rara enfermedad de la orina de jarabe de arce (MSUD) se llevó a cabo en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. MSUD es un trastorno metabólico hereditario que se trata siguiendo una dieta estricta con dosis personalizadas de isoleucina y suplementos de valina que dependen de la concentración de isoleucina en la sangre de los pacientes. Como actualmente no existen técnicas eficientes de fabricación farmacéutica para preparar terapias personalizadas, los suplementos para tratar la MSUD se preparan manualmente en los hospitales para proporcionar a los pacientes dosis específicas que satisfagan sus necesidades terapéuticas. Sin embargo, como la MSUD es una afección de por vida, el proceso de preparación extemporánea requiere mucho tiempo y agrega una gran carga económica para el proveedor de atención médica. Por lo tanto, una técnica de fabricación alternativa que podría permitir la producción flexible de tales formas de dosificación personalizadas es deseable y se espera que mejore el cumplimiento de los pacientes con su tratamiento.

 

 

El nuevo sistema de impresión 3D es más rápido que el método manual y permite la preparación de un blister equivalente a la terapia de un mes (28 impresiones) en menos de 8 minutos. Después de 6 meses de monitoreo de pacientes con MSUD, el estudio mostró que los impresos eran tan efectivos como la medicación convencional preparada manualmente para controlar los niveles sanguíneos de isoleucina en los pacientes. Además, las concentraciones sanguíneas de isoleucina después de la administración de las impresiones fueron más cercanas al valor objetivo de isoleucina con menos variación en comparación con los niveles en sangre logrados por el tratamiento compuesto convencional. La capacidad del sistema de impresión 3D para crear printlets con diferentes colores y sabores tuvo un impacto positivo adicional para mejorar la aceptabilidad del tratamiento por parte de los pacientes.

 

Más información en www.fabrx.co.uk

 

Volver al listado