IMPRESORAS 3D


Optimización de la producción aeronáutica con la fabricación aditiva

15/07/2020

CATEGORíA: Fabricantes y Distribuidores MARCA: Stratasys


La empresa aeroespacial BAE Systems incorpora en sus instalaciones una impresora 3D F900 de Stratasys para la realización de prototipos, la fabricación de herramientas y piezas finales, reduciendo considerablemente los costes y los plazos de entrega en comparación con los métodos tradicionales


El gigante británico del sector aeroespacial, la defensa y la seguridad BAE Systems ha incorporado una cuarta impresora 3D Stratasys F900 a su planta de fabricación de Samlesbury, Reino Unido, como parte de su esfuerzo constante por reducir costes y mejorar la agilidad de la producción.

 

Esta última incorporación a la línea existente de productos F900 funcionará las 24 horas del día como parte integral de la iniciativa transformadora de “fábrica del futuro” de BAE, una instalación puntera de Lancashire que reúne los últimos avances en tecnología y fabricación para trabajar en estrecha colaboración con los operadores humanos de una forma totalmente conectada, pionera en su género. Actualmente, la fabricación aditiva FDM de nivel industrial de Stratasys se emplea en las operaciones de los equipos aeronáuticos en tierra, para una amplia variedad de aplicaciones que van desde los modelos espaciales a los prototipos de verificación de diseños, la fabricación de herramientas como guías y fijaciones y las piezas finales.

 

De acuerdo con BAE Systems, el uso de la fabricación aditiva en estas aplicaciones está permitiendo flexibilizar y acelerar la producción y reducir costes. De hecho, gracias al uso de sus impresoras 3D F900 en la fabricación de herramientas de producción, la empresa afirma estar experimentando una reducción significativa de los costes y los plazos de entrega en comparación con los métodos tradicionales.

 

"Nuestro programa 'La fábrica del futuro' persigue liderar el futuro de la producción de aviones de combate mediante tecnologías revolucionarias, y estamos trabajando codo a codo con nuestros proveedores y con la industria en su conjunto para dar respuesta a los retos que el Gobierno del Reino Unido nos ha planteado. La fabricación aditiva FDM de Stratasys desempeña un papel importante en esta iniciativa, ya que nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos globales de empresa para reducir los costes y los tiempos de comercialización”, indica Greg Flanagan, Director de operaciones de fabricación aditiva de BAE Systems Air.

Greg Flanagan, con una cubierta de suelo de cabina del Typhoon impresa en 3D, fabricada con material ABS en la F900.

© www.stratasys.com

 

La última impresora F900 instalada por BAE Systems no solo aumentará la capacidad de impresión 3D, sino que también contribuirá a la explotación de nuevos materiales de impresión 3D para aplicaciones de herramientas. Entre ellos está el material relleno de fibra de carbono FDM Nylon 12CF, que se utiliza para crear herramientas de reparación y desarrollo resistentes y a la vez ligeras para la línea de producción.

 

Según Flanagan, la principal oportunidad que ofrece la tecnología de impresión 3D basada en FDM consiste en reducir los costes iniciales de fabricación de herramientas para nuevos productos. Esto adquiere especial importancia para elementos como las herramientas de perforación, de reparación y demás herramientas de desarrollo, que suelen necesitarse en pequeñas cantidades.

 

La cuarta impresora 3D Stratasys F900 de BAE Systems será un componente integral de la iniciativa de "fábrica del futuro" de la empresa.

© www.stratasys.com

 

 

"Esta tecnología nos permite innovar en muchos de nuestros procesos de fabricación tradicionales", afirma. "Podemos imprimir rápidamente en 3D piezas únicas para productos nuevos, sustituir herramientas con más facilidad y de manera más rentable y mantener las operaciones de fabricación cuando se retrasen componentes. Si se interrumpe la cadena de suministro, contar con esta capacidad de producción interna también nos permite ser más ágiles como empresa y seguir dando respuesta a nuestros clientes de la mejor manera".

 

BAE Systems también ha tenido mucho éxito a la hora de identificar aplicaciones fabricadas de manera tradicional y que podían mejorarse con materiales de impresión 3D de alto rendimiento o, en algunos casos, sustituirse. Esto incluye el uso de materiales ABS y ASA duraderos para diversos equipos de tierra para aeronaves, como las cubiertas de suelo de cabina para el avión de combate Typhoon. "Con nuestra F900, podemos fabricar las cubiertas termoplásticas mucho más deprisa que las versiones fabricadas de la manera tradicional. Además, son mucho más ligeras y fáciles de trasladar por el personal de tierra, por lo que se mejora la eficacia en las tareas de mantenimiento, reparación y revisión. Una ventaja adicional es que pueden imprimirse en rojo, el color de todos los componentes que llevan la etiqueta "retirar antes de volar", añade.

 

La última impresora F900 fue adquirida al distribuidor local de Stratasys, Laser Lines, a través del cual BAE Systems lleva siendo cliente de Stratasys desde 2006.

 

Yann Rageul, director de Soluciones de fabricación de Stratasys para EMEA, explica: "El programa "La fábrica del futuro" de BAE System es un ejemplo excelente de empresas innovadoras que desean beneficiarse de las tecnologías y los procesos de fabricación más avanzados para mejorar la producción tradicional, tal y como la conocemos. Seguimos colaborando estrechamente con el equipo de BAE para explorar nuevas soluciones que continúen ampliando el uso de aplicaciones de fabricación aditiva en el proceso de producción, lo que nos ayudará a abordar y solucionar los desafíos de fabricación actuales y futuros de la empresa".

 

Más información en www.stratasys.com/es

 

 

Volver al listado