INVESTIGACIÓN Y DISEÑO


Las aplicaciones del Sincrotrón Alba en la industria de polímeros

02/07/2019

CATEGORíA: Centros tecnológicos MARCA: Sincrotrón ALBA


La infraestructura científica de tercera generación situada en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) es un complejo de aceleradores de electrones para producir luz de sincrotrón, que permite visualizar la estructura atómica y molecular de los materiales y estudiar sus propiedades.


El desarrollo en la ciencia y tecnología de polímeros ha facilitado nuestras vidas y ha sido uno de los motores del desarrollo de la sociedad actual. Desde la ropa que vestimos a diario hasta infraestructuras industriales, los polímeros conforman numerosos materiales usados cotidianamente. La gran versatilidad de los polímeros viene en gran medida caracterizada por su estructura interna: los monómeros que lo conforman, su peso molecular y su grado de reticulación. Las técnicas de luz de sincrotrón permiten la caracterización detallada a nivel molecular de su estructura, para predecir si un determinado producto va a tener el comportamiento deseado o incluso para el diseño de materiales más duraderos o con determinadas propiedades. Sin duda, el siglo XXI presenta nuevos retos en cuanto a la mejora de las propiedades de los polímeros así como su reciclaje y biodegradabilidad en los cuales las tecnologías avanzadas del Sincrotrón ALBA pueden ser de gran beneficio.

 

Así que con el fin de conocer las aplicaciones de las técnicas de sincrotrón para mejorar las propiedades de polímeros (plásticos, adhesivos, textiles, revestimientos, envases, biomedicina, materiales para impresión 3D, etc.), el Sincrotrón ha organizado un taller dirigido a empresas de fabricantes o consumidoras de este material.

 

Las diferentes presentaciones del personal científico del ALBA han mostrado a los asistentes las diferentes aplicaciones de las técnicas de vanguarda que permiten obtener información a nivel nanoscópico de numerosos materiales poliméricos como los plásticos, adhesivos, materiales para impresión 3D y biomedicina. Entre ellas, la microespectroscopia de infrarrojo que permite caracterizar los materiales y también calentarlos y/o estirarlos para ver sus modificaciones y la orientación de sus moléculas; la espectroscopia de absorción de rayos X o la dispersión de rayos X, que proporciona información de la estructura de los polímeros así como la ordenación de sus fibras, cosa que permite poder mejorar sus propiedades mecánicas.

 

Fuente: www.cells.es

 

Volver al listado

PUBLICIDAD