COMERCIO E INDUSTRIAS


La Zona Franca de Barcelona acoge a un nuevo inquilino de la industria 4.0

15/03/2021

CATEGORíA: Industria y Mantenimiento MARCA: Consorci de la Zona Franca


Con una inversión de 9 millones de euros, Wallbox instalará su nueva planta de producción puntera en innovación, eficiencia, capacidad productiva y sostenibilidad. Wallbox utiliza tecnologías de impresión 3D para muchos de sus procesos de fabricación.


Wallbox ha elegido la Zona Franca de Barcelona para instalar una nueva planta, expandir su capacidad productiva y seguir abasteciendo la demanda creciente de sus productos tanto en el mercado nacional como en el internacional. Esta mañana, Enric Asunción, CEO de Wallbox, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), han firmado en la sede de la entidad el contrato de arrendamiento con una duración de 10 años.

 

“La nueva fábrica representa no solo un paso muy importante para el futuro de Wallbox, sino también para la industria de la automoción en España que, como en todo el mundo, camina hacia la electrificación. Hemos encontrado en la Zona Franca la infraestructura y el entorno necesarios para instalar una fábrica puntera que nos permitirá seguir afianzando nuestro liderazgo en el sector de la recarga eléctrica y manejo energético a nivel global” ha comentado Enric Asunción, CEO de Wallbox. Y ha añadió que “es una tendencia global que la recuperación económica tenga como uno de sus pilares la sostenibilidad, basada en innovación que construya tecnologías más limpias y eficientes desde el punto de vista medioambiental, y nosotros estamos comprometidos de una manera integral en acelerar este proceso en el sector de la movilidad creando una fábrica que sea la primera piedra para la creación de un HUB mundial de electromovilidad en España”.

 

Durante el acto de firma, Pere Navarro ha señalado que “la Zona Franca de Barcelona se siente orgullosa de ser la opción elegida para recibir la nueva fábrica de Wallbox, y albergar una empresa que despunta en un sector de alto crecimiento como el de la recarga de coches eléctricos e invierte masivamente en I+D para el desarrollo de tecnologías sostenibles punteras a nivel mundial. Sin duda, estas decisiones reafirman nuestro objetivo de liderar la transición hacia una nueva economía basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”.

 

La nueva fábrica ocupará una parcela de 16.800 m2, con una nave de 11.220 m2 que pasará en los próximos meses por obras de adaptación para adecuarse a las actividades de producción, validación y almacenaje que se llevarán a cabo desde ahí. La puesta en marcha de las líneas de producción está prevista para el cuarto trimestre de este año.  El plan de expansión de Wallbox prevé superar el doble de la plantilla de empleados, llegando al final de 2021 con 800 empleados, de los cuales una cuarta parte estará implicada directa o indirectamente en el proceso productivo.

 

Directivos de Wallbox y el CZFB

 

Actualmente, Wallbox cuenta con una fábrica en Sant Andreu de la Barca, la cual cubre sus necesidades productivas para abastecer los más de 60 mercados en los comercializa sus productos, y otra fábrica en China destinada a abastecer este mercado exclusivamente. Con la incorporación de estas nuevas instalaciones Wallbox espera cubrir la demanda creciente de los diferentes mercados en los que tiene presencia, doblando su capacidad productiva.

 

La Zona Franca de Barcelona, que es un referente en la industria automotriz de este país, tiene un ambicioso plan de reindustrialización que está atrayendo empresas y generando confianza entre compañías que están llamadas a generar un alto impacto no solo en su entorno más inmediato sino en industrias que liderarán la economía global en los próximos años, como es el caso de Wallbox.

 

El futuro es hoy, una fábrica 4.0

Dentro de las mayores innovaciones de la fábrica están que será un referente en la industria al integrar sistemas de Fábrica 4.0, su uso de la energía, los sistemas LEAN de gestión de procesos que incorpora, así como por la implementación del concepto “Cradle to Cradle” en todas las obras de adaptación.

Una fábrica 4.0 llamada también “del futuro” o “inteligente” se caracteriza por la toma de decisiones descentralizadas y automatizadas, porque el tratamiento de los datos obtenidos durante el proceso de producción es exponencialmente rápido y permite su análisis en tiempo real, así como posibles ajustes, por los altos niveles de automatización y por estar interconectada a través del Internet of Things aplicado a la industria (IoT).

La fábrica contará con un sistema innovador de gestión energética, que a través de la regeneración de la misma permitirá la reutilización del 75% de la energía consumida en el proceso productivo, devolviéndole a la red energética interna. Además, se prevé la instalación de paneles solares fotovoltaicos con 300 kW de potencia que aportarán la capacidad de abastecer entre el 30% y el 60% de la producción con energía solar. Este planteamiento permitirá el ahorro diario equivalente al consumo energético de un edificio residencial con 80 viviendas. La previsión es que en un futuro la energía fotovoltaica se expanda y atienda hasta un 90% de la necesidad de energía para la producción.

El concepto “Cradle to Cradle”, que será aplicado de manera pionera en las obras de adecuación de la fábrica, busca eliminar la generación de residuos a través del diseño y de materiales ecoeficientes. El concepto ya ha sido aplicado por la empresa en las obras de actualización y reforma de su sede corporativa también ubicada en la Zona Franca, y son parte del compromiso de la empresa en buscar promover la sostenibilidad en todos los aspectos de su negocio. 

Con estas nuevas instalaciones Wallbox se reafirma como empresa pionera tanto en su modelo productivo como en la contribución del modelo urbano y vial de las Smart Cities alrededor del mundo.

 

Wallbox utiliza la tecnología de impresión 3D para múltiples propósitos

La gran apuesta de Wallbox hacía una movilidad más sostenible y ecológica mediante el uso del coche eléctrico ha conducido a la empresa a buscar maneras de fabricación más ecológicas y que reduzcan la huella de carbono. En este sentido, la impresión 3D es un tipo de producción que favorece diferentes dinámicas de economía circular: Reducción del tiempo necesario para llegar al mercado ya que el prototipado rápido permite ganar tiempo a la hora de desarrollar el producto; la posibilidad de fabricar un producto final o una pieza en cualquier lugar y en cualquier momento permite trabajar sin stocks; la impresión 3D otorga más autonomía a los productores, que no dependen de terceros para la obtención de moldes, prototipos o piezas específicas, puesto que el productor mismo las puede fabricar, transformando así la cadena de valor; permite unos buenos niveles de calidad de la producción, reduciendo el número de piezas rechazadas; etc.

Es por ese motivo que desde sus inicios, Wallbox ha utilizado tecnologías de impresión 3D como el modelado de deposición fundida (FDM) o la subcontratación de servicios a proveedores externos que ofrecen la tecnología HP Multi Jet Fusion.

Wallbox utiliza la tecnología de impresión 3D para múltiples propósitos: desde prototipos de cajas que rodean los cargadores montados hasta herramientas y plantillas para la línea de producción. En todos los casos, la impresión en 3D ayuda a acelerar la investigación y el desarrollo interno desde las primeras etapas de diseño hasta el producto final.

 

PUEDE VER EL CASO DE ÉXITO DE WALLBOX CON LA TECNOLOGÍA 3D DE HP AQUÍ

 

Sobre el Consorci de la Zona Franca de Barcelona

El Consorci es una empresa pública que se financia íntegramente con fondos propios como son los arrendamientos industriales del Polígono de la Zona franca de Barcelona y con su gestión patrimonial. Aunque su campo principal de actividad es el polígono industrial y su zona franca aduanera, también promueve edificios, suelo urbano e industrial, actúa de dinamizador para la transformación empresarial hacia la economía 4.0 y organiza eventos de interés económico para Barcelona como el salón logístico SIL o el inmobiliario BMP, así como grandes eventos de referencia con un formato innovador como la Barcelona New Economy Week (BNEW) y la Barcelona Woman Acceleration Week (BWAW). En su plenario tiene representantes del gobierno español, del Ayuntamiento de Barcelona y de las principales entidades económicas de la ciudad.

 

Más información en www.zfbarcelona.es

 

Sobre Wallbox

Wallbox es una empresa líder en gestión de energía que fabrica soluciones de carga inteligentes para vehículos eléctricos. Combinando tecnología punta con un diseño excepcional, Wallbox crea un ecosistema inteligente que mejora la forma en que gestionamos, usamos y almacenamos la energía. Creada en 2015 y con sus headquarters en Barcelona, tiene la misión de facilitar la adopción de los vehículos eléctricos hoy para poder hacer un uso más sostenible de la energía mañana. Imaginando un mundo libre de combustibles fósiles, la tecnología de Wallbox permite a las personas crear, usar y compartir energía renovable en formas que nunca creyeron posible. Actualmente vende a más de 60 países y cuenta con 400 trabajadores, repartidos en oficinas en Europa, Asia y América, así como 2 fábricas propias. Wallbox ofrece cuatro tipos de cargadores, entre los que se encuentra Quasar, el primer cargador bidireccional para el hogar, con tecnología de carga bidireccional avanzada, que fue reconocido con la máxima distinción del CES, la feria tecnológica de referencia en la industria a nivel mundial. Durante la primera mitad de 2020 completó una ronda de inversión de 23 millones de euros en la serie A y en febrero de 2021 Wallbox ha cerrado una ronda de financiación de 33 millones de euros para su expansión a nuevos mercados, la ampliación de las instalaciones de fabricación e Investigación y Desarrollo, así como para la contratación de nuevos profesionales.

 

https://wallbox.com

 

 

Volver al listado