COMERCIO E INDUSTRIAS


La digitalización de Endesa, clave para garantizar servicios en esta crisis

05/05/2020

CATEGORíA: Industria y Mantenimiento

La filial de distribución de Endesa está inmersa en un programa global para la transformación digital de todos sus procesos que se abren a nuevas tecnologías e instrumentos, desde el Big data y el machine learning, a la realidad aumentada, la inteligencia artificial, la robótica o el despliegue de los sensores IOT con el objetivo de mejorar la eficiencia de la red eléctrica.


 

La apuesta por la digitalización realizada por Endesa en los últimos años, con una inversión de 1.200 millones en el periodo 2016-2019, está demostrando su relevancia en la actual situación de emergencia originada por el coronavirus, al contribuir a garantizar el suministro eléctrico en las mejores condiciones y con mayor seguridad para los trabajadores y permitir que se mantenga la asistencia a los clientes de manera remota. Tan solo el pasado año, Endesa invirtió 352 millones de euros en la digitalización de sus procesos y activos, una transformación que se acompaña de un refuerzo de la ciberseguridad para minimizar los riesgos asociados al desarrollo digital.

La compañía intensificará en los próximos ejercicios esta apuesta, y destinará cerca de 950 millones adicionales en proyectos de digitalización hasta 2022, de los que 778 millones, el 82%, irán destinados a la red de distribución. Su digitalización está permitiendo realizar maniobras a distancia, recortar tiempos de reposición de servicio en caso de averías y reducir el desplazamiento de los operarios incrementando su seguridad en el actual contexto de crisis sanitaria.

 

Una red eléctrica más eficiente

E-distribución, la filial de distribución de Endesa, ha instalado ya más de 20.000 telemandos que permiten realizar maniobras a distancia y en tiempo real desde los centros de control, de manera que se reduce el tiempo de recuperación del suministro eléctrico en caso de incidencias y se evita el desplazamiento de las brigadas hasta la zona.

En el periodo 2016-2019, Endesa ha invertido 290 millones de euros en la automatización de la red eléctrica y el objetivo es acelerar ese despliegue para superar los 32.000 elementos telecontrolados en 2022. Tan sólo este año, Endesa tiene previsto invertir 90 millones de euros para avanzar en la automatización de la red eléctrica.

 

Las ventajas de la automatización de la red se hacen evidentes en situaciones como la crisis actual provocada por el Covid-19, ya que contribuye a garantizar la calidad del suministro eléctrico y, al mismo tiempo, reduce la carga de trabajo de los operarios en campo, ya que algunas de las incidencias registradas en la red pueden resolverse de manera remota. El telecontrol permite identificar con mayor precisión y rapidez el punto donde se origina una avería, aislarlo para evitar afectar a un mayor número de clientes y acortar los tiempos de respuesta para mejorar la continuidad y calidad del suministro eléctrico.

 

También permite gestionar remotamente un gran número de operaciones sobre los cerca de 12 millones de contadores inteligentes desplegados por e-distribución, reduciendo significativamente los desplazamientos de los trabajadores.

 

La transformación hacia nuevas tecnologías

La filial de distribución de Endesa está inmersa en un programa global para la transformación digital de todos sus procesos que se abren a nuevas tecnologías e instrumentos, desde el Big data y el machine learning, a la realidad aumentada, la inteligencia artificial, la robótica o el despliegue de los sensores IOT con el objetivo de mejorar la eficiencia de la red eléctrica.

Entre los proyectos de digitalización de Endesa en la red de distribución destaca el Network Digital Twin, el gemelo digital de la red, una réplica exacta de la red eléctrica metida en el ordenador con la que poder realizar simulaciones en todas las condiciones posibles, controlar en tiempo real el

funcionamiento de los distintos componentes, realizar un mantenimiento preventivo e interactuar

con el personal de campo de forma más eficiente.

 

Durante 2019 ha comenzado a desplegarse con los trabajos de modelado 3D de los activos físicos con el escaneado de subestaciones en Barcelona y Málaga.

 

Nuevas vías para estar cerca del cliente

Dentro de su estrategia de digitalización, la compañía ha incorporado nuevas funcionalidades y herramientas basadas en Inteligencia Artificial, Robotics y Blockchain en sus procesos internos y de atención al cliente.

Un ejemplo es el proyecto Confía, que utiliza la tecnología blockchain para agilizar el tratamiento de los casos de pobreza energética, ya que permitirá a los servicios sociales de los municipios detectar antes a los clientes en situación de riesgo de exclusión para que se beneficien del bono social.

Endesa cuenta ya con 4,7 millones de clientes digitales (registrados en endesaclientes o que realizan interacciones por canales digitales) y 3,8 millones de clientes que han optado por la factura electrónica frente a la tradicional en papel, una cifra que se situará en 4,5 millones para 2022.

Además, ha puesto a disposición del cliente la posibilidad de interactuar vía asistentes de voz como Alexa y Google Home y está impulsando la digitalización de los servicios de atención al cliente, los conocidos como call centers, incorporando la inteligencia artificial y los asistentes virtuales que podrán atender el 6% de las interacciones este año, un porcentaje que alcanzará el 9% en 2020.

Durante 2019 se han gestionado más de 74.000 consultas de clientes en whatsapp, Twitter y Facebook, casi el doble en el ejercicio anterior, mientras que las gestiones anuales realizadas vía correo electrónico y el chat superan las 600.000.

 

www.endesa.com

 

Volver al listado