IMPRESORAS 3D


Hospifactory, la iniciativa que responde a la demanda de modelos anatómicos impresos en 3D

12/10/2021

CATEGORíA: Fabricantes y Distribuidores MARCA: Stratasys

Stratasys suscribe un acuerdo con Bone 3D para implementar la impresión 3D en la red hospitalaria de Francia


La capacidad de producir piezas localmente, bajo demanda, es un cambio de juego para los hospitales e instituciones médicas, dándoles el poder de imprimir en 3D las piezas críticas que necesitan, cuando las necesitan.

 

Stratasys ha anunciado un acuerdo con la empresa emergente francesa de tecnología médica Bone 3D, destinado a poner la tecnología de impresión 3D de Stratasys directamente en manos de los profesionales médicos de primera línea de Francia.

 

A través de la iniciativa Hospifactory de Bone 3D, que ya está en marcha, las instituciones sanitarias tienen acceso directo a un mecanismo inmediato, rentable y localizado para imprimir en 3D equipamiento sanitario esencial, dispositivos médicos y modelos anatómicos específicos para los pacientes. Los proveedores de servicios sanitarios pueden subcontratar a Bone 3D el hardware y los servicios de impresión 3D, lo que les permite satisfacer directamente sus propias necesidades de producción in situ, además de recibir asistencia continua de los técnicos de Bone 3D. En virtud de dicho acuerdo, Bone 3D invertirá y suministrará los sistemas de impresión 3D FDM y PolyJet de Stratasys más recientes según los requisitos concretos de cada hospital e institución médica que forme parte de la red Hospifactory. Hasta la fecha, la empresa ya ha invertido en más de 30 impresoras 3D de Stratasys.

 

Una inyección para la sanidad francesa

Así lo explica Jérémy Adam, director ejecutivo y fundador de Bone 3D: “Al principio de la pandemia de la COVID-19, se hizo patente en todo el mundo la importancia de la impresión 3D, ya que ofrecía un medio rápido y directo de producir EPI vitales para equipar a los trabajadores sanitarios de primera línea, piezas de ventiladores y otros equipos médicos esenciales”.

 

Y añade: “Sin embargo, la versatilidad de la impresión 3D ha experimentado una enorme demanda por parte de hospitales e instituciones médicas para producir piezas de mantenimiento, piezas de rehabilitación y dispositivos médicos. Con nuestra iniciativa Hospifactory, garantizamos que algunas de las tecnologías de impresión 3D más avanzadas del mercado estén accesibles en el lugar y el momento en que los cirujanos y los médicos de la red hospitalaria francesa las necesiten”.

 

La inversión de Bone 3D en impresoras 3D de Stratasys abarca diversos sistemas, como la avanzada impresora 3D J750 Digital Anatomy, que permite fabricar modelos anatómicos que imitan el tacto, la capacidad de respuesta y la biomecánica reales de la anatomía humana con un realismo inigualable, o la impresora 3D J5 MediJet, más compacta, a todo color y multimaterial, presentada recientemente. Bone 3D ha adquirido también varias impresoras 3D FDM de la serie F para distintas aplicaciones que requieren piezas resistentes y duraderas. Esto engloba todo, desde el desarrollo de dispositivos médicos hasta las piezas de mantenimiento de los hospitales, pasando por la asistencia a la rehabilitación de pacientes, como un asa de repuesto para una silla de ruedas, por ejemplo.

 

En palabras de Jérémy Adam: “Gracias a su extensa experiencia en el sector sanitario y a su cada vez mayor oferta de tecnologías de impresión 3D y de materiales para el sector sanitario, Stratasys es el socio ideal para llevar Hospifactory al siguiente nivel. Disponemos de todo el paquete de impresión 3D en un solo punto de contacto, lo que nos confiere la capacidad y la agilidad de producción necesarias para atender las necesidades de nuestros clientes”.

 

A través de Hospifactory, las instituciones sanitarias tienen acceso directo a una forma inmediata, rentable y localizada de imprimir equipos médicos y modelos anatómicos en 3D. En la foto (izquierda), Jérémy Adam, director general y fundador de Bone 3D, y Arnaud Toutain, jefe de ventas y desarrollo del sector sanitario de Stratasys.

 

La tendencia al alza de la producción a demanda

La reciente asociación entre Stratasys y Bone 3D tiene lugar después de que el año pasado Bone 3D implementara 60 impresoras 3D FDM de Stratasys en el mayor sistema hospitalario de Europa, AP-HP* de París, para ayudar a luchar en primera línea contra la COVID-19. Bone3D se ocupó de la implementación, el funcionamiento y el soporte de la flota, lo que dotó a AP-HP de su propia capacidad para producir EPI vitales, bombas de jeringa eléctricas, equipos de intubación y válvulas para respiradores a la carta, supliendo así la carencia de los equipos fabricados tradicionalmente.

 

“Seguimos observando una importante demanda de la impresión 3D en el sector sanitario para un conjunto de aplicaciones que se expande rápidamente”, afirma Eric Erickson, director del sector sanitario de EMEA en Stratasys. “La capacidad de producir piezas a nivel local y a petición es un cambio importante para los hospitales y las instituciones médicas, ya que les permite imprimir en 3D las piezas esenciales que necesitan en el momento en que las necesitan. La iniciativa Hospifactory incrementará de forma significativa la accesibilidad de nuestra tecnología de impresión 3D a una red geográfica hospitalaria mucho más amplia”.

 

Tan solo tres años después de su fundación, Bone 3D es ya un proveedor importante de servicios de impresión 3D para el sector sanitario. El equipo está formado por ingenieros y cirujanos muy preparados, con décadas de experiencia en ingeniería y ciencia médica. Esta empresa de 35 empleados, que ha colaborado estrechamente con Stratasys desde el principio, atiende hoy a más de 250 clientes en toda Francia; en concreto, a AP-HP, a la Universidad de París y al Hospital Universitario de Estrasburgo.

 

www.stratasys.com

 

Volver al listado

PUBLICIDAD