AUTOMOCIÓN Y AERONÁUTICA


Eléctrico, impreso en 3D y alcanza los 100 km/h

06/11/2020

CATEGORíA: Nuevos prototipos


La historia de Kinetik 27 al construir un kart eléctrico


Inmediatamente después del lanzamiento del Modelo 07, la empresa fabricante de coches eléctricos, Kinetik, tenía dos objetivos principales en mente. En primer lugar, disfrutar de alguna forma del automovilismo para poder aumentar aún más su conocimiento de los coches deportivos y por otro lado, la necesidad de llevar a cabo un proyecto con una respuesta más rápida y con un proceso de desarrollo más relajado que el de la plataforma del Modelo 07.

 

Así es cómo al combinar estos dos objetivos surgió la idea de la construcción de un kart eléctrico e ir tras algunos récords de vuelta. Y así empezó. A partir de un chasis Maranello, los ingenieros de la empresa empezaron a intercambiar ideas. Pero desde el principio, tenían en mente hacer algo más que atar un motor eléctrico y baterías a un kart. "Queríamos darle el tratamiento completo de "Kinetik". Un software patentado, una interfaz de usuario desarrollada internamente, un diseño futurista, componentes impresos en 3D y para los clientes más apasionados: la capacidad de personalizar el producto final. Hágalo suyo. Completamente único.", afirman los ingenieros.

 

Usando las últimas técnicas de creación rápida de prototipos, tuvieron una idea bastante clara de cuál sería la configuración en cuestión de días, pero la pandemia del coronavirus paralizó el proyecto y la producción en las fábricas de todo el mundo se ralentizó, las entregas se retrasaron y luego las fronteras se cerraron por completo.

 

"Afortunadamente, fabricamos la gran mayoría de nuestros productos electrónicos internamente, por lo que la crisis no nos afectó tanto como a la mayoría de las otras empresas. Dos meses después del proceso de desarrollo, ya teníamos un chasis rodante, por lo que salimos a la pista de carreras para las pruebas iniciales. Estábamos más que contentos con el rendimiento y el comportamiento del tren de transmisión. De hecho, al 100% de potencia, comenzamos a tener problemas de tracción ya que los neumáticos no podían hacer frente al par instantáneo del motor eléctrico. Por lo tanto, comenzamos a trabajar en diferentes modos de potencia y mapas del motor que finalmente encontraron su camino hacia el producto terminado. Permiten a los conductores de cualquier nivel disfrutar del kart en diversas condiciones de la pista", comentan.

 

Una vez que todas las piezas impresas en 3D estaban listas, se probaron y se acoplaron para asegurarse de que no había problemas de autorización. Tras pintar todas las piezas para que hicieran juego con el coche, probaron el kart dándoles la oportunidad de evaluar tanto el diseño como el empaque de manera mucho más fácil y precisa que cuando utilizan realidades aumentadas y virtuales en los meses anteriores.

 

Más información en www.kinetikautomotive.com

 

 

 

Volver al listado