SALUD Y MEDICINA


Dos hospitales catalanes incorporan mamógrafos digitales con tecnología 3D

23/07/2019

CATEGORíA: Avances médicos

Los nuevos equipamientos radiológicos mejoran la calidad y precisión del diagnóstico y aumentan la capacidad de cribado y  han podido adherirse gracias a la colaboración del del Departamento de Salud y la Fundación Amancio Ortega.


Los servicios de diagnóstico para la imagen de los hospitales Santa Catalina (Parque Hospitalario Martí i Julià de Salt y Doctor Josep Trueta (Girona), gestionados por el Instituto de Diagnóstico para la Imagen (IDI), cuentan con dos nuevos mamógrafos totalmente digitales, gracias al acuerdo de colaboración del Departamento de Salud y la Fundación Amancio Ortega para una donación destinada a la renovación de equipamientos oncológicos de última tecnología para los centros del sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT) .

 

Nuevo mamógrafo del Hospital Universitario de Girona Dr. Josep Trueta. © Autor: IAS-ICS Girona

 

 

El mamógrafo del Hospital Universari Doctor Josep Trueta se acaba de instalar a principios de julio y el del Santa Caterina se ha puesto en funcionamiento el mes de junio. En ambos casos, los nuevos equipamientos radiológicos permiten mejorar de manera extraordinaria la calidad del diagnóstico del cáncer de mama, gracias a la tecnología que llevan incorporada.

 

Mamografías en tres dimensiones

Los nuevos mamógrafos permitirán trabajar con tomosíntesi digital. Se trata de una tecnología que fusiona la metodología de la mamografía digital en dos dimensiones (2D) con la tomografía y en consecuencia permite realizar mamografías en 3D. Esta tecnología permite obtener múltiples imágenes de un espesor inferior a 1 mm desde diferentes ángulos, por lo que aumenta la sensibilidad y especificidad diagnóstica. La tomosíntesi también facilita el diagnóstico de lesiones muy pequeñas y sutiles. Con todo ello se reduce la necesidad de nuevas exploraciones a las usuarias y se obtiene una mayor precisión de caras en la planificación quirúrgica, dado el caso.

 

Hay que añadir a las ventajas de los nuevos equipamientos la posibilidad de hacer lo que se llama Biopsia Asistida por Vacío. Esta técnica, guiada por estereotaxia, permite obtener muestras más grandes, más numerosas y, en determinados casos, se puede llegar a extirpar toda la lesión. Estas ventajas disminuyen los resultados dudosos y las biopsias en sala de operaciones.

 

Los nuevos aparatos se complementan con un sillón que se ajusta a las diferentes posiciones que requiere la exploración y hasta convertirse en una camilla. El nuevo equipamiento configura así una estación de trabajo mucho más cómoda, tanto para la paciente como para el profesional que realiza la mamografía.

 

La renovación de los equipos, que suman un coste aproximado de medio millón de euros, incrementan también la capacidad de cribado, factor especialmente importante para el Hospital Santa Caterina, referente del Programa de detección precoz de cáncer de mama en las comarcas del Gironès, Pla de l'Estany y la Selva interior.

 

Radiólogos y técnicos en la sala de mamografías del Hospital Santa Caterina con el nuevo equipamiento. © Autor: IAS-ICS Girona

 

 

El año 2018, el Servicio de Diagnóstico para la Imagen del hospital de Girona hizo mamografías a 3.924 pacientes y el de Salt a 14.304 mujeres, 12.825 de las cuales correspondían a mujeres citadas por el Programa de detección precoz de cáncer de mama.

 

Más información en www.icsgirona.cat

 

Volver al listado