INVESTIGACIÓN Y DISEÑO


Conchas de mejillón molidas para imprimir en 3D objetos de decoración y moda

16/10/2020

CATEGORíA: Nuevos avances

Con estos prototipos se demuestra que la impresión 3D y la reimpresión utilizando materias primas sostenibles y naturales de origen local es una opción viable en una economía circular.


© www.tudelft.nl / Marita Sauerwein

 

Aunque hay mucho optimismo sobre el uso de la impresión 3D para estimular la transición a una economía circular, muy pocas aplicaciones de la impresión 3D realmente apoyan y facilitan una economía circular.

 

En una economía circular, el proceso de diseño busca preservar el valor de los productos y materiales en el sistema económico.

 

Esto se puede lograr extendiendo la vida útil del producto o mediante la reutilización y recuperación de productos y materiales de alta calidad.

 

20 millones de kilos de materias primas

Los Países Bajos tienen una abundante oferta de conchas de mejillón, por ejemplo. En este país, se recolectan cada año 55 millones de kilos de mejillones, lo que genera 20 millones de kilos de residuos. ¿Qué pasaría si pudieras darle un buen uso a esa montaña de material de desecho e incluso reutilizarlo?

 

Para investigar la posibilidad de utilizar este tipo de nuevos materiales en la impresión 3D, Marita Sauerwein, una diseñadora que pronto recibirá su doctorado en la universidad de Delftex, perimentó con materiales, diseñó prototipos y los produjo.

 

Disolver y volver a imprimir

Uno de los requisitos clave para el uso práctico en una economía circular es que debe ser posible deconstruir y reensamblar los materiales utilizados sin deterioro de la calidad. En este caso, los prototipos pueden simplemente disolverse en agua para formar una pasta, que luego puede reutilizarse en la impresora 3D sin ninguna pérdida de calidad. El hallazgo más importante de Sauerwein para esto fue el agente aglutinante. Los compuestos elaborados con las conchas de mejillón y el alginato son totalmente reversibles, lo que los hace aptos para su reutilización en otro diseño de producto sin pérdida de calidad. Además, los productos impresos con alginato se pueden doblar después de sumergirlos en agua, creando nuevas posibilidades, como una pinza para el cabello, con la forma precisa de su cabeza.

 

© www.tudelft.nl / Marita Sauerwein

 

Ciclo de vida y diseño

Según Marita, el desarrollo de materiales reimprimibles requiere un enfoque diferente del diseño y una perspectiva diferente del ciclo de vida de un producto. Debe pensar en cómo se pueden reutilizar los productos y el material sin perder calidad tan pronto como comience a diseñar. Sauerwein también lo ilustra con los prototipos de una lámpara y un jarrón, con juntas reversibles impresas en 3D. “Están hechos de los mismos paneles, pero las juntas impresas en 3D permiten un diseño único. Estos hallazgos son interesantes para los diseñadores, porque brindan el potencial para una mayor libertad en el diseño de productos en una economía circular".

 

Diseño de Delft

El trabajo de Sauerweins es ejemplar para Delft Design, en el que la tecnología se combina con un enfoque humano y organizativo. Durante la Semana del Diseño Holandés la próxima semana, y también los próximos meses, un total de nueve estudiantes de doctorado defenderán su investigación sobre soluciones de diseño para una economía circular.

 

Fuente: www.tudelft.nl

 

Volver al listado