COMERCIO E INDUSTRIAS


Cocinar con deshechos de comida mediante la impresión 3D

01/01/2019

CATEGORíA: Alimentación y Consumo


La artista y diseñadora Elzelinde van Doleweerd encontró en lo que unos eliminaban una nueva forma de crear alimentos. Su proyecto UPPrinting Food nace como una visión sostenible que utiliza la fabricación aditiva.


El enfoque en el diseño de alimentos de Elizelinde comenzó a desarrollarse al final de su primer año de mi licenciatura tras visitar diferentes exposiciones sobre desperdicio alimentario y descubrió su pasión no solo por la cocina sino por un proceso de reparto más sostenible y equitativo de los recursos a través de las nuevas tecnologías disponibles. Así es como nació UPPrinting Food, un proyecto que busca el desafío de crear un concepto de alimentos a partir de residuos de alimentos con la tecnología de impresión en 3D.

 

Para configurar el proyecto UPPrinting Food, atrajo el interés de actores externos como Antien Zuidberg, profesora en Métodos de diseño de alimentos en el HAS (Centro universitario de sobre la ciencia de la alimentación en los Países Bajos) que, pronto, se definió como su cliente. Antien le dio la oportunidad de utilizar las instalaciones del HAS, incluida la impresora 3D de alimentos. Además, de obtener información sobre las propiedades de los alimentos que a veces necesitaba para continuar con todo el proceso.

 

La diseñadora Elzelinde van Doleweerd, a la izquierda, junto con su grupo de colaboradores imprimiendo comida.

 

Creatividad y estética

Durante el proceso de UPPrinting Food experimentó con el material que necesitaba para imprimir (los ingredientes de la pasta alimenticia), y reflexionó sobre el resultado que debía ser lo suficientemente atractivo por el cual obtuvo una nueva inspiración y descubrió los diferentes pasos que tuvo que tomar durante el proceso. Empezó a crear diseños en 3D exclusivos mediante el programa de diseño 3D Fusion 360. Logró crear un material con una composición imprimible, con un grosor y flujo adecuados.

 

 

El desafío de la sociedad en este proyecto está en línea con el enfoque de sostenibilidad de la diseñadora. El desafío es reducir el desperdicio de alimentos creando un concepto de alimentos impreso en 3D a partir de flujos de alimentos residuales. Al observar la creciente población, se necesitan más alimentos en el futuro, pero por otro lado, un tercio de los alimentos producidos se desperdician. Otro desafío es observar el tipo de alimentos que realmente producimos y consumimos. ¿Las personas saben lo que realmente comen o lo que personalmente necesitan para mantenerse saludables?

 

Más información en www.elzelinde.com

 

Volver al listado