INVESTIGACIÓN Y DISEÑO


Cinco claves a la hora de diseñar piezas en 3D

20/07/2018

CATEGORíA: Diseños MARCA: IBER 3D


La fabricación aditiva permite imprimir casi cualquier pieza por muy compleja que ésta resulte. Pero…¿Qué pautas deben seguirse para asegurarse una óptima producción?


En Iber3D, una empresa especializada en ofrecer servicios de impresión, modelaje e ingeniería en 3D, nos ofrece los cinco punto que debemos considerar a la hora de diseñar una pieza imprimible para garantizarnos el mejor resultado posible.

 

1. Construimos por capas

La impresión 3D se basa en la adición de capas de material una sobre la otra. Esta tecnología nos permite conseguir formas muy complejas, pero no debemos olvidar, al diseñar, que el proceso se realiza capa a capa. Gracias a la tecnología MFJ, este capeado es mucho menos visible que con otras tecnologías, como la FDM, ya que las capas son muchísimo más finas (0.008mm). Estas capas se aprecian en superficies con curvas muy suaves o en piezas redondas. Si se quieren evitar completamente es necesario realizar un tratamiento superficial posterior a la pieza.

 

2. El polvo tiene que salir

Puede parecer obvio, pero es algo que a menudo puede olvidarse al realizar el proceso de diseño.

Por ejemplo, si se dibuja una pieza cilíndrica muy larga o dos piezas encajadas debemos tener en cuenta estos “escapes” de polvo. Dos posibles soluciones a estos casos pueden ser: realizar pequeñas incisiones en el cilindro para permitir la salida de material (foto ventiladores centrales) o realizar pequeños agujeros en la pieza “hembra” para permitir que el polvo salga cuando realicemos el movimiento (foto bisagra).

 

3. Cara preferente

Con este tipo de tecnología siempre encontraremos una cara que tenga una textura más fina y agradable que el resto. Tendrá las aristas más suavizadas y las capas de diferencian un poco menos. Es importante indicar cuál es esta cara para que, al colocar la cubeta, consigamos el mejor look and feel posible (imagen cara buena).

 

4. Piezas encajadas

Otra gran ventaja de esta tecnología es que permite la impresión directa de piezas y mecanismos encajados, evitando la necesidad de montaje. Si queremos realizar este tipo de piezas debemos tener en cuenta que hay que dejar ciertas tolerancias entre piezas para evitar que se suelden entre ellas. Dejar demasiada tolerancia, también puede suponer un problema, ya que las piezas bailarán.

 

5. Tolerancias dimensionales

A pesar de que la tecnología MDJ nos permite unas tolerancias muy pequeñas (0.2mm) debemos tenerlas en cuenta al diseñar. Podemos controlar que dos piezas se encajen por presión o tengan cierto juego entre ellas en función de las tolerancias que dejemos entre piezas.

 

 A parte de estos 5 tips básicos debemos tener muy presente que, con MFJ, el límite es nuestra imaginación.

 

Fuente www.iber3d.es

 

Volver al listado