SALUD Y MEDICINA


Científicos descubren cómo imprimir células testiculares en 3D

22/03/2022

CATEGORíA: Laboratorio científico MARCA: Universidad British Columbia


Investigadores de la Universidad British Columbia (UBC), en Canadá, han conseguido imprimir células testiculares humanas en 3D e identificar signos tempranos de capacidades de producción de esperma


Los investigadores, dirigidos por el profesor asistente de urología de la UBC, el Dr. Ryan Flannigan, esperan que la técnica algún día ofrezca una solución para las personas que sufren ciertas infertilidades masculina actualmente intratables.

 

“La infertilidad afecta al 15 por ciento de las parejas y los factores masculinos son una causa que contribuye en al menos la mitad de esos casos”, afirma el Dr. Flannigan, cuyo laboratorio tiene su sede en el Centro de próstata de Vancouver en el Hospital General de Vancouver. "Estamos imprimiendo en 3D estas células en una estructura muy específica que imita la anatomía humana, que creemos que es nuestra mejor oportunidad para estimular la producción de esperma. Si tiene éxito, esto podría abrir la puerta a nuevos tratamientos de fertilidad para parejas que actualmente no tienen otras opciones”.

 

Dentro de los testículos humanos, los espermatozoides son producidos por pequeños tubos conocidos como túbulos seminíferos. En la forma más grave de infertilidad masculina, conocida como azoospermia no obstructiva (NOA), no se encuentran espermatozoides en la eyaculación debido a la disminución de la producción de espermatozoides dentro de estas estructuras.

 

Si bien en algunos casos los médicos pueden ayudar a los pacientes de NOA realizando una cirugía para encontrar espermatozoides extremadamente raros, el Dr. Flannigan dice que este procedimiento solo tiene éxito la mitad de las veces. "Desafortunadamente, para la otra mitad de estas personas, no tienen ninguna opción porque no podemos encontrar esperma para ellos".

 

Esos son los pacientes que el equipo del Dr. Flannigan espera ayudar. Para el estudio reciente, los investigadores realizaron una biopsia para recolectar células madre de los testículos de un paciente que vive con NOA. Luego, las células se cultivaron y se imprimieron en 3D en una placa de Petri en una estructura tubular hueca que se asemeja a los túbulos seminíferos productores de esperma. Doce días después de la impresión, el equipo descubrió que las células habían sobrevivido. No solo eso, habían madurado hasta convertirse en varias de las células especializadas involucradas en la producción de esperma y mostraban una mejora significativa en el mantenimiento de las células madre espermatogoniales, ambos signos tempranos de la capacidad de producir esperma.

 

Los resultados del estudio se publicaron recientemente en Fertility and Sterility Science. “Es un gran hito ver cómo estas células sobreviven y comienzan a diferenciarse. Hay un largo camino por recorrer, pero esto hace que nuestro equipo tenga muchas esperanzas”, afirma el Dr. Flannigan. El equipo ahora está trabajando para "entrenar" a las células impresas para que produzcan esperma. Para hacer esto, expondrán las células a diferentes nutrientes y factores de crecimiento y ajustarán la disposición estructural para facilitar la interacción de célula a célula.

 

Si pueden lograr que las células produzcan espermatozoides, esos espermatozoides podrían usarse potencialmente para fertilizar un óvulo mediante fertilización in vitro, lo que brinda una nueva opción de tratamiento de fertilidad para las parejas. El programa de investigación del Dr. Flannigan también ha arrojado nueva luz sobre los mecanismos genéticos y moleculares que contribuyen a la NOA. Han estado utilizando varias técnicas de secuenciación de células individuales para comprender la expresión génica y las características de cada célula individual, y luego han aplicado modelos computacionales de estos datos para comprender mejor las causas fundamentales de la afección e identificar nuevas opciones de tratamiento. El trabajo ha sido altamente colaborativo, involucrando a investigadores de la UBC en informática, matemáticas e ingeniería, así como colaboraciones internacionales.

 

“Cada vez más, estamos aprendiendo que es probable que haya muchas causas diferentes de infertilidad y que cada caso es muy específico para cada paciente”, comenta el Dr. Flannigan. “Con eso en mente, estamos adoptando un enfoque personalizado de medicina de precisión: tomamos células de un paciente, tratamos de comprender qué anomalías son exclusivas de ellos y luego imprimimos en 3D y apoyamos las células de manera que superen esas deficiencias originales”.

 

Fuente y foto: https://news.ubc.ca

 

 

 

Volver al listado

PUBLICIDAD