AUTOMOCIÓN Y AERONÁUTICA


BMW Night M850i ​​Night Sky: un coche que no es de este mundo

11/01/2019

CATEGORíA: Diseños MARCA: BMW


Una versión única y exclusiva de un lujoso automóvil deportivo con componentes impresos en 3D cuya materia prima es un compuesto de meteoritos.


Desde hace más de 25 años, el departamento de personalización manufacturera de la instalación de BMW en Garching, cerca de Múnich, ha producido modelos excepcionalmente de alta calidad, ediciones especiales y espectaculares piezas únicas, todas ellas con un diseño muy distintivo.

 

El BMW Individual M850i ​​Night Sky ya está listo desde este mes de enero y en su fabricación se han empleado, literalmente, materiales que no son de este mundo. En los detalles y acabados podemos encontrar incrustaciones hechas de material de meteorito, encarnando el lujo y la exclusividad que caracteriza a la gama de vehículos de BMW. La estructura estrictamente geométrica, con sus líneas rectas, tiene la apariencia de cristales de hielo y se hace visible en ciertos tipos de hierro. Los meteoritos se pulen o se ponen en contacto con compuestos ácidos. Es una firma inconfundible de material extraterrestre.

 

Este distintivo de meteorito también se puede encontrar en las tapas exteriores del espejo, los separadores delanteros para las tomas de aire laterales en la parte delantera del automóvil, la placa central de malla y los alrededores para los respiradores de aire en los paneles laterales delanteros. Todos estos componentes exteriores fueron desarrollados mediante un proceso de impresión 3D.  

 

© bmwgroup.com

 

La impresión 3D para componentes más ligeros

para El mismo proceso de fabricación aditiva innovadora se usó para hacer las pinzas de freno. Aquí, las técnicas de impresión 3D llevan el diseño ligero y a un nuevo nivel. Las pinzas de freno de aluminio con diseño biónico instaladas en el BMW Individual M850i ​​Night Sky fueron desarrolladas por BMW Motorsport y son hasta un 30% más livianas que los componentes producidos utilizando métodos convencionales. La reducción sustancial de la masa no suspendida produce una mejora notable en la dinámica de conducción y el confort de marcha.

 

BMW Group aprovechó su experiencia en el deporte del motor y su experiencia en la aplicación de la impresión 3D para componentes de aluminio para ayudarlo a desarrollar y fabricar los frenos pioneros de diseño biónico. Al crear los calibradores de freno, fue posible reducir su masa al mínimo requerido para cumplir con los requisitos técnicos, lo que significa que solo se utiliza el material necesario para que funcionen los frenos. La forma resultante, cuya construcción imita la de los huesos, con un equilibrio óptimo entre la rigidez y el peso de los componentes, solo se puede producir mediante un método de fabricación aditivo y no con las técnicas de fundición convencionales. Además, fue posible incorporar los canales de líquido de frenos en la estructura de los calibradores de freno. La fabricación aditiva fue nuevamente clave para producir este diseño integral, que tiene beneficios adicionales para la instalación y la rigidez del sistema de frenos ligero.

 

© bmwgroup.com

 

Más información en https://www.bmwgroup.com/en.html

 

Volver al listado

PUBLICIDAD